Cielos (I)

El lecho, aquella hierba de ayer y de mañana:
este lienzo de ahora sobre madera aún verde,
flota como la tierra, se sume en la besana
donde el deseo encuentra los ojos y los pierde.

cielos002cielo

(Pinchar par ampliar)

Pasar por unos ojos como por un desierto:
como por dos ciudades que ni un amor contienen.
Mirada que va y vuelve sin haber descubierto
el corazón a nadie, que todos la enarenen.

Comentarios

  1. Una foto preciosa para un fondo de escritorio... El Poema para guardarlo y leerlo una y otra vez..
    Un beso, Antonio.

    ResponderEliminar
  2. Siempre vivo en sus poemas Miguel Hernández, gracias por rescatarlo y hacernos estos maravillosos regalos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Lo más visto

Reverso