Me habéis dejado fuera


 

Comentarios

  1. Ayyyyy pobre!!!!! Tiene que entrar y ni lo pide

    ResponderEliminar
  2. Una imagen bien vista y captada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Una toma llena de ternura, bonito y curioso el momento captado, Antonio.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Ay, qué lastima... :) Muy linda la foto, muy tierna :)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me parece una foto de los más interesante, llena de atractivo y delicadeza.
    Un abrazo, Antonio.

    ResponderEliminar
  6. Ni se moverá y más si por lo que parece lo que ve es la cocina o el comedor...
    Buena instantánea Antonio

    ResponderEliminar
  7. Contemplando todo lo que se cuece en la cocina y el pobre sin poder entrar.

    Muy buena captura.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Pobrín! Has captado momentazo.

    Abracines utópicos.-

    ResponderEliminar
  9. Pobrete, qué penita me da :(
    La foto me parece fantástica, sobre todo por esas sombras.
    Dime que al final entró, porfa.
    Un fuerte abrazo y buen finde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, entró. Y te voy a contar la historia de la fotografía.
      Morgan es un glotón y no está gordo porque le controlo mucho la comida y porque su segunda pasión es correr. Sus paseos no son paseos son una permanente carrera.
      En casa tenemos una gata que esta ya muy viejecita, casi 23 años. Ese día le puse de comer en la cocina , saqué a Morgan al patio y cerré la puerta. Y el no se podía aguantar la situación de ver que la gatita estuviera comiendo y él nó. Se sentó y se puso mirarla mientras comía.
      Y como me resulto muy graciosa la escena le hice una foto con el móvil, por eso la calidad de la foto no es mucha.

      Eliminar

Publicar un comentario