18 ene. 2011

Nieblas (I)

Yo que creí que la luz era mía
precipitado en la sombra me veo.
Ascua solar, sideral alegría
ígnea de espuma, de luz, de deseo.

DSC_0009niebla

(Pinchar par ampliar)

Sangre ligera, redonda, granada:
raudo anhelar sin perfil ni penumbra.
Fuera, la luz en la luz sepultada.
Siento que sólo la sombra me alumbra.

DSC_0002nieblaBN

(Pinchar par ampliar)

Sólo la sombra. Sin astro. Sin cielo.
Seres. Volúmenes. Cuerpos tangibles
dentro del aire que no tiene vuelo,
dentro del árbol de los imposibles.

3 comentarios:

Martine dijo...

Submergidos en la niebla nos envuelve un manto de tristeza.. de angustia.. Has conjugado perfectamente, una vez más, Poema y fotos.. hermoso conjunto...

Besos, sin niebla, Antonio.

ana dijo...

Este hombre, Miguel Hernández vivió una vida triste, hambre, ausencia, y la injusticia siempre injustificada de la guerra, no hay luces en sus poemas, sólo dolor y sombras.

Un abrazo

Freia dijo...

Cada vez me gustan más tus imágenes, Antonio.
Siempre sugieren algo: preocupación social, inquietud, serenidad, belleza, angustia.
Muy hermosas.

Un abrazo grande, mi querido amigo