15 may. 2010

Un bosque en Ordesa

Cualquier época, salvo en la crudeza del invierno, es buena para pasear por los bosques del valle de Ordesa.  Los sonidos del rio Arazas bajando torrencialmente se mezclan con el de las aves y el susurro del viento entre las ramas, aunque también sea un placer escuchar el sonido del silencio en una mañana de principios de otoño.

  CANCIÓN ÚLTIMA

Pintada, no vacía:
pintada está mi casa
del color de las grandes
pasiones y desgracias.

DSC_0116ordesa

Regresará del llanto
adonde fue llevada
con su desierta mesa
con su ruidosa cama.

Florecerán los besos
sobre las almohadas.
Y en torno de los cuerpos
elevará la sábana
su intensa enredadera
nocturna, perfumada.

DSC_0249ordesa

El odio se amortigua
detrás de la ventana.
Será la garra suave.
Dejadme la esperanza.

Todas la fotos ampliadas

8 comentarios:

Paco Piniella dijo...

Eres un artista.

__MARÍA__ dijo...

Nada mejor para esta tarde tranquila que ver, leer y oír tu entrada.
Un regalo para los sentidos.

CONCHA dijo...

Esto es una pasada!!!!!

severino el sordo dijo...

Maravilloso paseo(me perdi por esos lugares) musica y poesia,saludos.

Antonio Rodriguez dijo...

Paco
Que más quisiera yo, si fuera un artista viviría de la fotografía, aunque no me puedo quejar.
Maria
Observar bellas fotgrafías es un placer, como esas que tu nos haces llegar.
Concha
¡hamosanda! eso es que tu las miras con bvuenos ojos.
Severino
Pues tu tienes el lugar mas cerca que yo para verlo de nuevo.

SaiZa dijo...

Es un viaje que tengo pendiente, que preciosidad, gracias por traernos un trocito a nuestras casas. Un besazo Antonio

El Pinto dijo...

Preciosas imágenes y poema. Un placer para los sentidos
Saludos

Antonio Herrera dijo...

Primero las hayas, que árboles más maravillosos. Después los pinos, que sobreviven en condiciones más extremas. Al final, sólo quedan las roca.

Qué recuerdos...