27 oct. 2012

Wilhelm Brasse, el fotógrafo de Auschwitz

Esta semana ha muerto Wilhelm Brasse, el fotógrafo de Auschwitz. No fue un prestigioso fotógrafo, sino simplemente un prisionero del campo de concentración nazi de Auschwitz al que sus conocimientos fotográficos le libraron de una muerte segura.

Wilhelm Brasse fue obligado a trabajar en el “servicio de identificación”. Entre sus tareas estaba retratar a las víctimas de los experimentos científicos del médico nazi Josef Mengele. En total, unos 50.000 documentos de la vida y la muerte en el campo donde los nazis asesinaron a más de un millón de personas. Este encargo salvó su vida.

Después de la guerra no volvió a la profesión, “porque los muchachos judíos y las chicas judías se aparecían en flashes constantes ante los ojos”. El fotógrafo sabía que su cámara iba a ser una de las últimas cosas que iban a ver antes de que los enviaran al gas. Al finalizar la guerra Brasse regresó a su Polonia natal a los 95 años.

En el año 2006 tuve ocasión de visitar el campo de concentración de Sachsenhausen en la ciudad alemana de Oranienburg. Esta fotografía y otras que publicaré sirvan como homenaje hacia Wilhelm Brasse que con su labor dejó constancia de la barbarie nazi y a la vez fue prueba para el enjuiciamiento y condena de los responsables del campo de concentración.

CampoConcentracionDSC_0058 Foso de los fusilamientos (Pinchar para ampliar)

En el campo de concentración de Sachsenhausen fueron encerrados mas de 140.000 prisioneros, principalmente judíos, polacos y militares soviéticos; de los cuales unos 30.000 fueron aniquilados. Paradojas de la vida una vez liberado el campo de concentración, fue transformado en un campo especial del NKVD (policía soviética) donde se recluyó a unos 60.000 presos políticos, así como militares y funcionarios del III Reich. 12.500 de ellos murieron, en su mayoría de malnutrición y enfermedad.

Como en otras campos de concentración nazis, en este se realizaron experimentos médicos con los prisioneros y en él estuvieron recluidos varios cientos de republicanos españoles, entre ellos Francisco Largo Caballero.

No hay comentarios: